X-XSS-Protection: 1; mode=block X-Frame-Options: SAMEORIGIN X-Content-Type-Options: nosniff

Los perros, al igual que las personas, sufren distintas dolencias a lo largo de su vida: entre las más frecuentes se encuentran los problemas de estomago o digestivos, pudiendo tratarse de una simple digestión hasta cuestiones más graves que requieren de un tratamiento mucho más exhaustivo. Si tenemos en cuenta que en algún momento de la vida de nuestra mascota le tocará enfrentar algun padecimiento estomacal, la información que compartiremos con ustedes en el día de hoy puede resultar extremadamente util. ¡A tomar nota!

¿Mi perro sufre problemas de estomago?

Como bien dijimos al comenzar el artículo, tanto los perros como las personas sufrimos alguna vez de algún problema estomacal: indigestión, dolor de barriga, diarrea, entre otras tantas cosas. En la mayoría de los casos suele tratarse de algo pasajero y fácilmente tratable, pero no está de más recomendar una visita al veterinario para que pueda diagnosticar a nuestra mascota y darle lo que necesita para reponerse de su condición.

¿Cuáles son los síntomas típicos de un perro que sufre de problemas de estomago? Por lo general vemos las señales comunes que afectan a cualquier raza de la misma manera: flatulencias, diarrea, vómitos, molestias generales y falta de apetito como consecuencia de los dolores.

En cuanto a las causas de los problemas digestivos o estomacales, son realmente amplias: desde haber comido basura o comida en mal estado hasta el estrés o contener algun tipo de bacteria o virus que provoque la enfermedad. También pueden aparecer luego de que el animal haya ingerido una cantidad excesiva de comida.

¿Qué hago si mi perro tiene problemas estomacales?

El primer pasó a seguir ante cualquier enfermedad o molestia de nuestra mascota es, como se imaginarán, hacerle una visita al veterinario: nadie mejor que un profesional especializado para decirnos qué le sucede a nuestro can y qué debemos hacer para que se sienta mejor. Ahora bien, dicho esto, siempre es bueno contar con algunas recomendaciones a mano para aligerar la situación:

Agua siempre a disposición

El agua es un elemento fundamental para el bienestar de cualquier animal y un punto de recuperación muy importante para cuando aparecen problemas estomacales. Es imprescindible que el líquido no esté demasiado frío, ya que esto podría hasta empeorar la dolencia de nuestra mascota.

Cuidado con las cantidades

Muchos perros sufren de problemas estomacales como consecuencia de un exceso en la ingesta de alimento: la ansiedad o el estrés provoca en algunos canes la necesidad de comer en demasía, por lo que lo mejor es observar a nuestra mascota y solo darle la ración correspondiente de alimento para prevenir este problema.

Una dieta adecuada como cura y prevención

La alimentación es básica para la salud de nuestro perro: el animal, sobre todo si tiene antecedentes de dolencias estomacales, deberá contar con una dieta balanceada y adaptada a sus necesidades. Para ello lo mejor es seguir los consejos del veterinario que armará la alimentación del can pensando en su edad, su peso y los nutrientes que requiere.

 

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Agora diseño web  posicionamiento web

Pin It on Pinterest