Seguramente si tienes perros en casa hayas escuchado hablar alguna vez del parvovirus. Esta enfermedad se da exclusivamente en los caninos, y en virtud de lo contagiosa que resulta cuenta con un gran índice de mortalidad. Los síntomas que se presentan en los animales con parvovirus son variados y prevenir esta dolencia es fundamental no solo para evitar la muerte de nuestra mascota sino también su propagación en el resto de la población canina. En el artículo de hoy hablaremos sobre el parvovirus, cómo detectarlo y sus tratamientos.

El parvovirus en perros

Como dijimos al comenzar el articulo todos los dueños de perros hemos oído hablar al menos una vez de la famosa enfermedad del parvovirus, siendo esta altamente contagiosa y conteniendo índices importantes de mortalidad en la población canina. Esta dolencia, como lo podrán deducir por su nombre, es de origen viral y afecto principalmente a los intestinos de los perros independientemente de su raza.

El virus que produce esta enfermedad se instala en la mucosa intestinal lo que hace que pueda propagarse rápidamente por el tracto e ir directo a atacar las células blancas trascendentales para un sistema inmunológico saludable. La parvovirosis se puede manifestar de dos maneras: en la “entérica” las células son forzadas a la necrosis y en poco tiempo se afecta todo el organismo viéndose en el animal con el aspecto de una gastroenteritis; por otro lado la “miocardica” es una variante de la enfermedad menos común que va directo al corazón.

En cuanto al sistema de contagio, el parvovirus canino es altamente contagioso y fácilmente propagable, requiriendo solo el contacto directo con la zona infectada. El virus de la enfermedad queda vivo en las heces y también en la orina de los animales enfermos, y también puede contagiarse a raíz de seres humanos que hayan tenido contacto con canes infectados y luego con perros saludables.

Síntomas del parvovirus canino

Si bien el parvovirus es una enfermedad que tiene un alto índice de mortalidad lo cierto es que estar alerta a los posibles síntomas puede significar una diferencia importante y salvarle la vida a nuestra mascota. Entre los principales signos que se manifiestan con la enfermedad encontramos los siguientes:

  • Fiebres
  • Diarreas con sangre
  • Vómitos
  • Fatiga
  • Falta de apetito

Si bien estos signos parecen genéricos y pueden confundirse con una gastroenteritis, debemos actuar cuanto antes y hacer un análisis de sangre al animal para verificar su cantidad de leucocitos. Los tratamientos varían aunque suelen basarse en antibióticos. Para evitar el parvovirus canino lo mejor es vacunar a nuestras mascotas dentro del adecuado calendario vacunatorio o lo antes posible en caso de que se trate de un animal adulto que no está vacunado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Agora diseño web  posicionamiento web

Pin It on Pinterest