X-XSS-Protection: 1; mode=block X-Frame-Options: SAMEORIGIN X-Content-Type-Options: nosniff

leishmaniosis articulo

La leishmaniosis es una enfermedad de tipo parasitaria que suele afectar a los mamíferos y que es provocada por un parásito que se introduce en el organismo del animal a través de la picadura de mosquito. Esta dolencia, si no se previene correctamente, puede llegar a perjudicar considerablemente a nuestro perro e incluso llevarlo hacia la muerte en los peores casos.

Campaña para evitar la leishmaniosis en nuestras mascotas

Según los expertos, la vacuna contra la leishmaniosis podría llegar a reducir hasta en un 93% la posibilidad de que nuestro perro sufra de esta enfermedad, y combinando esta medicina con otro tipo de suplementos complementarios podríamos llegar a cubrir en un 100% las probabilidades de que surja esta dolencia en nuestra mascota.

Los síntomas de la leishmaniosis

Esta enfermedad parasitaria se puede presentar de dos maneras: por un lado afectando a la piel y por el otro, de tipo visceral yendo directamente a los órganos del animal. En este último caso, los dos órganos más afectados por el parásito suelen ser el hígado y los riñones.

En cuanto a los síntomas, estos dependerán por completo del tipo de enfermedad que tenga el animal. Veamos un poco más a continuación de cada uno:

• Leishmaniosis cutánea. Cuando nuestro perro sufre de este tipo de leishmaniosis, es muy común que observemos zonas de su cuerpo en las que se ha quedado sin pelo. Frecuentemente suele ser alrededor de los ojos o nariz. El pelaje se verá quebradizo y de muy mal aspecto, y podremos percibir nódulos o inflamaciones en el cuerpo del animal.

• Leishmaniosis visceral. En este caso, será muy frecuente ver que el animal pierda peso de manera rápida e inexplicable. Tendrá poco apetito, y por lo general suelen mostrar un cambio de temperamento mostrando cierta apatía por quienes lo rodean. Como consecuencia de los daños al hígado, su abdomen se verá inflamado.

En caso de observar cualquiera de estos síntomas en nuestra mascota, es fundamental que contactemos urgentemente con un profesional de la medicina veterinaria.
Aunque lo mejor es no esperar hasta esos estados de la enfermedad sino actuar de manera preventiva realizando la correcta vacunación del animal. Es muy importante para brindarle una buena calidad de vida y con un sencillo análisis podemos saber si el resultado es positivo en unos pocos minutos.

La importancia de prevenir la leishmaniosis: las vacunas

Como bien mencionamos en los párrafos anteriores, es muy importante prevenir la aparición de la leishmaniosis en virtud de las consecuencias negativas que esta enfermedad podría tener en los caninos, pudiendo arrastrarlos incluso hacia la muerte en los casos más graves. Hoy en día el método más efectivo para prevenir la aparición de la leishmaniosis es a través de una correcta vacunación del animal.

La vacuna que previene la aparición de la leishmaniosis en perros puede ser colocada desde los 6 meses de vida. En cuanto al procedimiento adecuado para realizar la vacunación, el veterinario deberá como primera medida realizar una visita al animal para verificar que se encuentra en óptimas condiciones de salud. Luego de haber descartado la posibilidad de que exista alguna enfermedad en el canino, se procederá a la vacunación colocando tres dosis en total, separadas por tres semanas entre una y la otra. Al cabo de un año, se deberá repetir todo el mecanismo para reforzar las defensas del animal y completar su prevención.

Si estás interesado  en la campaña de detección puedes ponerte en contacto para cualquier información o citas en el teléfono  96.425.19.34

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Agora diseño web  posicionamiento web

Pin It on Pinterest